Mi esposo y yo nos enteramos sobre vasa previa por el Internet. Nunca habíamos oído de ello antes. Vasa previa es una complicación prenatal que provoca la muerte de los bebés (uno en cada 2.500). Es un trastorno prenatal que se produce cuando los vasos sanguíneos fetales de la placenta o del cordón umbilical se cruzan en la entrada del canal uterino. Si no es detectado, tal como en el caso de Matthew, tiene una mortalidad fetal alta de 50% a 90% a causa de la hemorragia inmediata debido al desgarre de los vasos capilares o a la falta de oxígeno al pellizcarse los vasos entre el bebé y las paredes del canal. Este desangramiento fetal occure rápido cuando el cuello del útero se dilata, o por la ruptura de las membranas o si se pellizcan los vasos al ser comprimidos entre el bebé y las paredes del canal de nacimiento. En la mayoría de los casos, como el mío, la tragedia es mayor debido a que el embarazo no presenta ninguna complicación y el fallecimiento del bebé ocurre al final de los nueve meses cuando los padres esperan el nacimiento de un bebé saludable.

Hay dos tipos de vasa previa: placenta de multi lobulos e inserción velamentosa del cordón umbilical. La inserción velamentosa del cordón umbilical es común en embarazos (1-2:100 embarazos) que puede llegar a ser vasa previa. Algunos de los factores de riesgo incluyen una placenta baja u otra anormalidad de placenta como placenta previa, múltiples embarazos, fertilizacion en vitro, una historia de cirugía uterina, una pérdida, o sangrar sin dolor. Por lo que he leído, los factores de riesgo aumentan con cada embarazo debido al desgaste en el útero. Más daño hecho en el útero es más dificil que la placenta se implante en áreas del útero que tienen un mejor suministro de sangre. La reducción en la mortalidad fetal de esta condición depende del diagnóstico prenatal. Es esta la clave para la sobrevivencia del bebé.

Para que se pueda aumentar la prevención del problema es preciso crear conciencia no sólo sobre su existencia sino también sobre la necesidad de modificar las normas y estándares de los exámenes médicos durante el embarazo. Las modificaciones deberían incluir la verificación del lugar donde se encuentra el cordón umbilical en relación con la placenta a partir de los cuatro meses del embarazo. Esto debe hacerlo un técnico entrenado usando un sonograma transvaginal. Sin embargo, sugiera a su médico enviarla a una institutción médica, tal como un hospital o una clinica, donde ellos pueden combinar el uso de color Doppler, esto aumenta las posibilidades de diagnosticar esta anomalia. Al ser diagnosticada la vasa previa durante el embarazo, el 100 por ciento de los bebes nacen saludables. Desgraciadamente para mí y para otras madres que han perdido a sus bebés por esta condición, los médicos no se molestaron en realizar estas pruebas, ni miran a la e inserción del cordón umbilical. Vasa previa es una tragedia que puede evitarse.

La Fundación de Vasa Previa (VPF) sugiere para las mujeres con vasa previa hospitalización en el tercer trimestre y cesarea a las 35 semanas. Creo que los médicos no quieren pasar la semana 35 de embarazo para evitar la posibilidad de ruptura de las membranas. Es tan penoso para mí el pensar que llevé 38 semanas y 3 días de embarazo con mis mellizos y no supe todos esos meses que la vida de Matthew estaba en peligro constante. Esa mañana cuando estaba en casa él estaba vivo y pateando dentro de mí; fui al hospital, me rompieron la bolsa de agua y unas pocas horas posteriores él murió. ¡Nunca me hubiera imaginado que esto fuera el destino de mi precioso bebé!

Aun no hay estándares para diagnosticar vasa previa. Esto es uno de los objectivos que La Fundación de Vasa Previa (VPF) esta tratando de lograr. Otra meta deberá ser tener un estándar fijo del cuidado de las pacientes consideradas de alto riesgo con vasa previa y darle apropiado training a los medicos ginecólogos. Matthew pereció debido a una falta de diagnóstico de mi doctora. Si ella hubiera hecho su trabajo profesionalmente, me hubiese escuchado y cuidado como era su deber, yo se que la muerte de Matthew se hubiese evitado. Mi ginecóloga debió haber ordenado las pruebas que le pedí y haberme derivado a un especialista en embarazos multiples. Tambien si me hubiera hecho cesárea planificada las membranas nunca se hubieran reventado y mi bebé estaría aqui con nosotros y hubiera nacido perfectamente normal. Esta doctora ni siquiera reconoció lo que ha sucedido y continúa como si nada hubiera pasado. Cuándo me vio sus únicas palabras fueron, “tu embarazo estuvo normal y nunca hubieramos podido saber acerca de esto” y lo dejó en eso. Ella fue tan arrogante en sus maneras, nunca nos dió su pésame y estaba muy ansiosa por darme el alta médica y deshacerse de mi. En realidad su orden fue revocada por otro facultativo porque yo necesitaba estar hospitalizada un par de días más. Pienso que ella se olvidó la razón por la cual llegó a graduarse en medicina, en primer lugar. Estoy tan indignada por su actitud y su comportamiento que he decidido tomar acción legal. Una carta formal de quejas ha sido ya enviada al Colegio Médico, una investigación está en camino y estoy en el proceso de buscar asesoría legal. ¡Bien, después de todo, yo tenía razón… mi embarazo era de “alto riesgo”! Yo solo fui una paciente más para esta doctora pero …mi niño era una persona humana, un bebé perfecto: mi hijo que murió. Quiero cerciorarme que esto no le suceda a ninguna otra de sus pacientes.

Para concluir, quiero hacer lo que pueda para recordarlo a Matthew de una manera positiva. Una forma que he encontrado es: uniéndome a un grupo de apoyo para madres como yo con La Fundación de Vasa Previa (VPF) (International Vasa Previa Foundation). Me ha estado ayudando, todos nos damos apoyo, uno al otro. Entiendo que muchas personas que no han sufrido la pérdida de un niño no entienden la profundidad verdadera del dolor que lo causa. Por eso La VPF me ha ayudado a hablar a otros padres afligidos que entienden. Es importante para los padres que han experimentado una pérdida encontrar un grupo de apoyo, esto reconforta y ayuda. Otra manera positiva de recordarlo a Matthew será dedicando este sitio de web y contar nuestra historia. Yo no siento que la obligación debe estar en las futuras madres pero aliento a las mujeres a abogar por sus derechos. Así que por favor, pasa esta información a otros. Quiero que las futuras madres estén enteradas sobre la información y los riesgos. Hagan preguntas a su médico si él/ella sabe acerca de vasa previa. Si usted ha tenido uno de los factores de riesgo mencionados pida tener pruebas y resultados. ¡De hecho, usted no sólo debe preguntar pero lo debe demandar! ¡Es su cuerpo y la vida de su bebé! El último consejo que les dijo es si usted no esta fatisfecha con su médico, vayanse a otro. Obtenga una segunda o aún una tercera opinión. Quizás le consumirará el tiempo y será un poco inconviniente pero le dará toda la diferencia necesaria en tener un bebé sano. Le prometí a Matthew que haré lo que pueda para que las futuras madres y los médicos tengan más conocimientos acerca de la vasa previa. No quiero que otras familias sufran la tragedia que la nuestra padeció. Los resultados fatales debido a vasa previa se pueden prevenir.

 

Normalmente las arterias que alimenta al bebé se conectan a la placenta por la cuerda umbilical y en el ombligo de bebé. Vasa previa se puede desarrollar cuándo una inserción velamentosa del cordón umbilical existe. Las partes de los vasos sanguíneos no estan apoyadas y empotradas en la placenta o cuerda umbilical. Y con esto, el bebé tiene expuesto las arterias fetales que pasan libremente en la apertura de la cerviz. Cuándo las membranas o bolsa de agua se rompe, estas arterias fetales conectadas a la cuerda umbilical o placenta atraviesan a través del segmento más bajo del útero en la apertura de la cerviz se separan (cuando el bebé pone la presión en el canal del nacimiento). En la mayoría de los casos, el bebé morirá todavía en utero o en las primeras pocas semanas de vida si hay una gran cantidad de la pérdida de sangre al cuerpo y oxígeno al cerebro. Debajo se pueden ver unos gráficos muy buenos en el Internet que demuestran tan claramente como se forma vasa previa en el utero. (La información esta escrita sólamente en francés).

http://www.aly-abbara.com/livre_gyn_obs/images/gif/vasa_praevia/vasa_praevia_cordon_velamenteux.html


Visto aquí está una inserción velamentosa del cordón umbilical en la que las arterias fetales se separan en las membranas antes de alcanzar el disco de placental. Tal condición es de ninguna consecuencia mayor en el utero, pero podría ser una tragedia durante parto.